Medios de protección colectiva


En todo edificio en construcción, tanto los forjados como las losas tienen una serie de lugares donde éstos están interrumpidos por diferentes tipos de aberturas, como pueden ser: ductos, huecos de ascensores, patios de luces, conductos de ventilación (shunt), etc., así como el perímetro, que está libre al vacío al no estar todavía realizados los cerramientos de fachada.

Todos estos puntos presentan peligros y riesgos ya que no existen elementos de protección propios a la edificación.

Existen dos grupos de protecciones colectivas:

  • Las protecciones que impiden la caída, que están instaladas en la misma planta (barandillas y pantallas).
  • Las protecciones que limitan la caída, que están instaladas en la planta inferior (redes y marquesinas).

Elección del tipo de Protección Colectiva a utilizar

El sistema a emplear a manera de protección contra las caídas según cada tipo de obra, se deberá elegir antes del comienzo de la misma no dejándolo al azar, para lo cual la protección colectiva que se elija debe de reunir una serie de propiedades como son:

  • Será fuerte y segura.
  • Impedirá la caída del operario, mejor que limitarla.
  • La protección eliminará del trabajador sensaciones de vértigo.
  • Será continua; estando también los ángulos de fachada protegidos, no dejando ningún hueco sin cubrir.
  • Protegerá a los trabajadores en cualquier fase del trabajo.
  • La protección escogida no estorbará para trabajar, por ejemplo la elevación de una carga con la grúa.
  • Se adaptará con facilidad a los diferentes tipos de estructuras existentes para así poderse usar en diferentes obras.
  • Se comprobará su instalación por una persona competente.
  • El transporte de un tajo u obra a otra no presentará problemas (apilamientos, estorbos, etc.).
  • Los cerramientos exteriores se realizarán con barandillas, enrejados, o redes de seguridad tipo U.

[portfolio_slideshow]