Redes de seguridad Bajo Forjado


Norma UNE-EN 81652:2013. Redes de seguridad, métodos de ensayo


[portfolio_slideshow]

Fuente: Construpedia

La red bajo forjado es un medio de protección colectiva que limita la caída de los trabajadores al forjado inferior o al vacío durante el proceso de armado del encofrado de los forjados.

Puede emplearse tanto en el caso de colocación de tableros en los encofrados continuos, como cuando sólo se encofran jácenas y zunchos.

Los sistemas de colocación de estas redes son dos:

 

Montaje de la Red Desechable

Se denomina así porque la red, una vez utilizada, no se recupera.

Se trata de redes suministradas en rollos, normalmente de 100 m de longitud y ancho variable entre 5,00 m y 6,50 m.

Se puede instalar de dos maneras:

  • Situando los rollos sobre la estructura del encofrado el que se van a colocar los tableros, quedando la red atrapada entre dichos tableros y las sopandas.
  • Anclando la red sobre los tableros cuando sólo se encofran las jácenas y los zunchos.

La red, dependiendo de la complejidad y del método adoptado, se montará usando la grúa para extender los rollos sobre la estructura del encofrado, o bien se desplegará a mano empleando algún elemento auxiliar.

Durante el proceso de hormigonado la red queda embutida en distintos puntos. Por ello, para desencofrar es necesario romper la red.

FLC redes 33.jpgç

Montaje de la Red Reutilizable

En el sistema de red reutilizable, como su propio nombre indica, ésta puede instalarse varias veces.

Consiste en la utilización de paños de red de dimensiones 1,00 m o 1,20 m de ancho, con una longitud variable (3,00 m, 5,00 m o 10,00 m). Disponen de cuerda perimetral.

La sujeción de estos paños a la estructura del encofrado se puede hacer de dos maneras:

1. Mediante unos ganchos de acero (de al menos 8 mm. de diámetro) sujetos a los puntales del encofrado a una distancia no superior a 1,00 m del tablero.

FLC redes 34.jpg

La colocación de estos elementos (ganchos y paños de red) normalmente se puede realizar desde el suelo sin necesidad de utilizar ningún medio auxiliar.

En el caso de que la altura del encofrado sea superior a la normal (3,00 m, aproximadamente), será preciso usar escaleras de tijera, andamios con ruedas u otros medios.

FLC redes 35.jpg

2. Situando unas placas metálicas acopladas por debajo de la propia estructura del encofrado. Estas placas van provistas de unos ganchos a los que se incorporan los paños de red.

Tanto para colocar las placas metálicas, como para enganchar las redes, es necesario usar unas pértigas. Así será posible trabajar desde el suelo.

De este modo la red queda prácticamente a la misma altura del plano de trabajo, por lo que se minimiza el riesgo de caída.

Por otra parte, al estar la red enganchada a la propia estructura del encofrado, se elimina el riesgo de deslizamiento de los puntales que puede darse en el método anterior.

Una vez colocados los paños de red, el trabajador puede subir encima de la estructura del encofrado para realizar las correspondientes tareas.

FLC redes 36.jpg