Puntos de Anclaje


Además de las líneas de vida, existe la posibilidad de instalar un punto de anclaje al cual el trabajador puede enganchar directamente su cabo de anclaje y arnés. Esta solución se emplea habitualmente para la limpieza de fachadas, ventanas, etc.

Existen varios modelos en el mercado:

  • Anilla fija a la estructura del edificio (ladrillo, hormigón, etc.)
  • Anilla extraíble, donde lo que se fija a la estructura no es la propia anilla, sino un encastre al cual se puede acoplar y desacoplar la misma. Este tipo de punto de anclaje es particularmente útil cuando se tiene que instalar en el suelo.

En ambos casos, los puntos de anclaje deben ser instalados por alguien con la formación y cualificación adecuadas.

Clases de puntos de anclaje

  • Clase A1: Anclajes estructurales sobre superficies verticales, horizontales e inclinadas (Norma UNE – EN 795: 2001)

No se consideran EPI*

  • Clase A2: Anclajes estructurales específicos para tejados inclinados (Norma UNE – EN 795: 1997)

No se consideran EPI*

  • Clase B: Dispositivos de anclaje provisionales transportables (Norma UNE – EN 795: 1997)

Son EPI de Categoría III con marcado CE

*EPP, Equipos de Protección Personal (en español de América)